Síndrome Visual Informático

Con el estilo de vida actual es muy probable que estemos siendo afectados por el síndrome visual informático (SVI) y ni siquiera nos hayamos dado cuenta, y peor aún, no estemos haciendo nada para protegernos. Probablemente es un término con el cual aún no estemos familiarizados, pero es importante conocerlo para cuidar nuestra salud visual.

Según la Academia Americana de Optometría

Se trata de un conjunto de signos y síntomas oculares y visuales que, a largo plazo, pueden disminuir la calidad de vida de quienes lo padecen”

  • Está directamente relacionado con las personas que por razones personales o laborares están expuestos con frecuencia a la pantalla de dispositivos electrónicos, tales como: computadoras, tablets, celulares, etc. Incluso, el Instituto Nacional de Salud y Seguridad Laboral en EEUU advierte que un 90% de las personas que pasan tres o más horas seguidas frente a estas pantallas, están en un alto riesgo de desarrollar SVI.

  • Alrededor del mundo, hasta 70 millones de trabajadores corren el riesgo de padecer síndrome visual informático y es muy posible que la cantidad aumente. Por ejemplo, en un artículo acerca de este padecimiento escrito por especialistas en el cuidado de los ojos de Nigeria y Botsuana, se presenta una lista de profesionales en riesgo: contadores, arquitectos, banqueros, ingenieros, artistas gráficos, periodistas, académicos, secretarias y estudiantes, quienes “no pueden trabajar sin la ayuda de una computadora”. Y a pesar de que no los mencionan, debemos considerar los millones de niños y adolescentes que pasan varias horas al día jugando con su computadora.

  • Los efectos del uso prolongado de los dispositivos electrónicos no solo se relacionan con problemas visuales, si no más alarmantemente, con quejas de síntomas neurológicos como dolores de cabeza crónicos, estrés psicosocial y problemas musculo esqueléticos tales como dolor de cuello y espalada.

Síntomas más frecuentes del Síndrome Visual Informático

Naturalmente, la molestia más frecuente está relacionada con los ojos, si sufrimos el SVI podemos experimentar visión doble y borrosa, así como ardor, comezón, sequedad y ojos rojos, lo que  en conjunto puede afectar nuestro desempeños laboral y/o escolar.

Y es que a diferencia de las palabras impresas en una hoja que tienen bordes bien definidos, los caracteres electrónicos están conformados por píxeles con bordes borrosos, lo que provoca que para el ojo sea más difícil enfocar. Adicional, regularmente la frecuencia de parpadeo se reduce lo que origina sequedad e irritación ocular. Y es que lo normal es parpadear entre 17 (o más) veces por minuto, pero al trabajar ante la pantalla, el parpadeo habitualmente se reduce a unas 12 o 15 veces por minuto.

La Distancia de la Pantalla También Afecta

Otro de los aspectos que influyen en el SVI es la distancia de la cabeza a la pantalla y su posición, recordemos que para proporcionar a los ojos una distancia cómoda para enfocar, la pantalla debe situarse entre los 50 y 70 centímetros  del rostro. Asimismo, cuando se mira hacia el frente, es recomendable que el centro del monitor se localice a unos 10 o 20 centímetros debajo de los ojos para minimizar la sequedad  y el picor, además, ésta distancia permite que el cuello continúe en una posición más relajada.

Si bien la prevención es vital, si ya presentas síntomas del síndrome visual informático, la buena noticia es que hay maneras de reducirlos o eliminarlos. ¡toma nota!

  • Los oftalmólogos sugieren utilizar la regla “20-20”: cada 20 minutos, toma 20 segundos de descanso y mira hacia una distancia de unos 5 metros.

  • Parpadea tanto como sea posible para mantener la superficie ocular bien lubricada

  • Usa gotitas lubricantes para los ojos varias veces al día, esto ayudará a combatir la sequedad, los ojos rojos y la irritación

  • Procura evitar que el viento te sople en la cara para evitar la sequedad ocular

Muy importante! Asiste a tus revisiones anuales para cerciorarte que la graduación de tus anteojos sea la correcta y estos cuenten con la protección anti reflejante necesaria

2017-01-02T17:23:21-05:00