Salud Visual Infantil

Cuidar la salud visual de nuestros pequeños debe ser una prioridad siempre, resaltemos que muchas veces ellos no cuentan con la disciplina o los conocimientos para cuidar de sus ojos como es debido, así que es nuestra responsabilidad estar al pendiente para identificar y atender cualquier anomalía.

Debemos tener en cuenta, que si nuestro pequeño tiene problemas de visión es sumamente probable que tenga complicaciones en su desempeño escolar, así como dificultades para integrarse socialmente con otros niños lo que puede afectar severamente su autoestima.

Pero, ¿Cómo podemos identificar si nuestro pequeño tiene problemas de visión? Muy sencillo, si detectamos algunas de las siguientes situaciones debemos acudir de inmediato con nuestro experto en salud visual:

Formas de Identificar Problemas de Salud Visual Infantil

  • Se acerca o se aleja excesivamente de los libros

  • Acerca demasiado sus juguetes a los ojos

  • Entrecierra los ojos, como tratando de enfocar

  • Se frota los ojos repetidamente

  • Tuerce la cabeza para fijar la visión en un punto

  • Guiña el ojo para ver objetos lejanos

  • Presenta lagrimeo, lagañas u ojo rojo frecuentemente

  • Se queja de dolores de cabeza después de trabajos de cerca

  • La luz solar le molesta excesivamente o tiene dificultades para adaptarse a la oscuridad

Adicionalmente podemos tomar en cuenta ciertos consejos para cuidar la salud visual de nuestros pequeños y prevenir problemas de visión:

Consejos para Cuidados para la Salud Visual Infantil

  • Revisar. Es muy importante someter a nuestros hijos a una revisión visual por lo menos una vez al año para corregir a tiempo cualquier anomalía.

  • Aire libre. Es en ritmo de vida actual a veces es complicado, pero en la medida de los posible debemos procurar que los niños realicen actividades al aire libre.

  • Luz artificial. Por comodidad o falta de tiempo  hemos permitido que nuestros hijos pasen un tiempo excesivo frente a dispositivos móviles, pantallas y/o computadoras, lo que afecta severamente su visión. Debemos establecer como tiempo máximo 2 horas al día e imponiendo una distancia recomendable entre sus ojos y la pantalla.

  • Luz solar.  Resaltemos que los ojos de los niños son 3 veces más sensibles que los de los adultos, por ello, debemos cuidar su exposición excesiva y sin protección al sol.

  • Posición. Al realizar actividades en clase o en casa, debemos cuidar que nuestros pequeños se sienten con la espalda recta y manteniendo la distancia correcta con la mesa y la pantalla.

  • Descansos. Procuremos seguir la regla 20-20-20: después de cada 20 minutos de trabajo, 20 segundos de descanso, observando algo a 20 pies (6 metros) de distancia.

  • Educación. Enseñemos a nuestros pequeños a identificar e informar cualquier cambio en su visión como: problemas para leer el pizarrón, dolores de cabeza, picazón en los ojos, etc.

Esperemos que esta información les haya resultado útil y puedan estar más al pendiente de la salud visual en los pequeños. ¡Hasta la próxima!

2016-12-26T14:41:25-05:00