Presbicia o Vista Cansada

¿Qué es?

La presbicia o vista cansada es una disfunción del cristalino. El cristalino es la lente del ojo que nos permite enfocar objetos cercanos mediante la acomodación. La presbicia o vista cansada aparece a partir de los 40 años y consiste en la perdida gradual de esta capacidad de acomodación y va progresando hasta los aproximadamente 60 años que es cuando se estabiliza.

Al igual que el resto de nuestro cuerpo, el ojo esta en constante evolución. Conforme nos vamos haciendo mayores, el ojo, mejor dicho, las diferentes partes que lo componen, comienzan a perder sus propiedades, y como consecuencia empezamos a perder calidad de visión. Una de las características de nuestra visión que se ve antes afectada, es la acomodación, o capacidad de ver correctamente a diferentes distancias.

¿Cuándo aparece?

El cristalino es la lente natural que nos permite ver con claridad y acomodar nuestra visión a las diferentes distancias (cerca, media, y larga distancia). Con el paso del tiempo, el cristalino se vuelve menos  flexible, más rígido y los músculos que lo controlan se debilitan, provocando una perdida de su capacidad de acomodación y apareciendo lo que conocemos como vista cansada o presbicia.

La edad de aparición de la presbicia o vista cansada puede estar entre los 40 y 45 años, continuando su evolución a lo largo de los años hasta alcanzar su máxima expresión cerca de los 60 años.

Uno de los primeros indicios de la vista cansada o presbicia es la visión borrosa a distancias cercanas, necesitando alejar los objetos (móvil, periódico, etc..) para poder verlos con claridad.

Síntomas de presbicia o vista cansada:

Los síntomas no aparecen de un día para otro pero son cada vez mas evidentes y molestos:

  • Necesidad de tener cada vez más luz para leer.
  • Necesidad de alejar los objetos para poderlos ver claramente. (Alargamos el brazo)
  • Cansancio ocular con las tareas que requieran visión cercana como lectura o costura.
  • A veces achicamos los parpados, es decir, los cerramos para ver a través de una pequeña apertura y así enfocar mejor.

¿Cuándo debo operarme de vista cansada?

Hay múltiples razones que influyen en cuando y porque operarse. Desde pacientes que no pueden permitirse depender de una gafa para ver de cerca por su actividad profesional (pilotos, militares, marinos, etc…) hasta pacientes que no quieren usar gafas de presbicia por razones estéticas.

Por ello, en el caso de la presbicia o vista cansada es el paciente el que decide cuando quiere operarse.

Tratamientos de la vista cansada o presbicia:

La presbicia o vista cansada aparece de una forma gradual y evoluciona con el paso del tiempo. Hoy en día disponemos de diferentes soluciones, pudiendo diferenciar entre los tratamientos temporales que necesitan irse ajustando conforme evoluciona la vista cansada y los tratamientos permanentes que ofrecen una solución definitiva a los problemas derivados de la vista cansada o presbicia.

A continuación puedes encontrar los diferentes tratamientos para la vista cansada o presbicia:

► Tratamiento Temporal:

Los tratamientos temporales de la vista cansada o presbicia se distinguen por ir corrigiendo parcialmente la perdida de la visión de cerca conforme se va produciendo, siendo necesario modificar (ajustar) el tratamiento según el ritmo de evolución de la vista cansada o presbicia.

Dentro de este grupo podemos encontrar las lentes oftálmicas montadas en gafas (gafas de cerca), las lentes de contacto, la cirugía láser de la presbicia o monovisión avanzada y los segmentos intracorneales para el tratamiento de la presbicia.

GAFAS Y LENTES DE CONTACTO:

Las gafas y lentillas han sido la forma mas tradicional de tratar los defectos de la visión, ya sean la miopía (problema de visión a larga distancia), la hipermetropía (problema de visión a corta distancia), o el astigmatismo, que aparecen habitualmente en edades más tempranas, como la presbicia o vista cansada que aparece con posterioridad. Debemos diferenciar las gafas o lentillas según el tipo de corrección que realicen.

TRATAMIENTO LÁSER DE LA PRESBICIA:

También conocido como Monovisión Avanzada. Sigue la misma filosofía que la adaptación de las lentes de contacto monofocales.

Mediante el láser Excimer, y tras un estudio personalizado de las características individuales de cada ojo, se procede a modificar la curvatura natural de la córnea (asfericidad), con el fin de corregir un ojo (ojo dominate) para la visión lejana y el otro ojo (ojo no dominante) para la visión de cerca, de tal forma que, siempre mirando con los dos ojos a la vez y después de un corto período de adaptación, se obtiene la adecuada visión de lejos y de cerca.

IMPLANTES INTRACORNEALES:

Los implantes intracorneales reducen la dependencia de gafas para la visión de cerca funcional, proporcionando una profundidad de foco que da lugar a una visión natural a varias distancias. Este tipo de implantes incorporan un pequeña abertura central de 1.6mm, la cual actúa como obturador siguiendo el principio óptico o comúnmente usado en la fotografía para generar profundidad de foco. De esta manera proporciona imágenes nítidas en visión cercana e intermedia manteniendo estable la agudeza visual en visión lejana.

Este tipo de implantes intracorneales para el tratamiento de la presbicia o vista cansada siguen la misma filosofía que la adaptación de las lentes de contacto monofocales y la monovisión avanzada, implantándose unilateralmente en el ojo no dominante del paciente.

► Tratamiento Permanente:

La única solución definitiva de la presbicia o vista cansada es la quirúrgica, bien sea implantando dentro del ojo una lente intraocular delante de la nuestra o sustituyendo este cristalino disfuncional por uno artificial que al mismo tiempo corrige la presbicia y cualquier otro defecto de graduación que tengamos.

OPERACIÓN DE PRESBICIA CON LENTE MULTIFOCAL INTRAOCULAR:

Como ya hemos visto, con el paso del tiempo, el cristalino se vuelve menos flexible (más rígido) y los músculos que lo controlan se debilitan, provocando dos alteraciones significativas de la visión: la perdida de la capacidad de acomodación de la visión a todas las distancias (presbicia o vista cansada) y la opacificación del cristalino o catarata.

La operación de la presbicia o cirugía multifocal intraocular del cristalino es un tratamiento quirúrgico que nos permite ofrecer una solución permanente para ambas alteraciones de la visión, vista cansada y catarata, en una misma intervención. Además, otra ventaja añadida a la operación de presbicia o vista cansada con lente intraocular es la posibilidad de corregir cualquier otro defecto refractivo previo, ya sea Miopía, Hipermetropía y/o Astigmatismo.

2016-12-02T12:41:06-05:00