10 Signos de Problemas Visuales en Niños

Mientras los niños van creciendo, sus cuerpos van cambiando y lo mismo ocurre con sus ojos. Por lo que es esencial realizarles un examen de la vista periódicamente. De esta manera el especialista puede controlar los cambios y proporcionar corrección de la vista a tiempo.

Es recomendable comenzar con el primer control del niño dentro de los primeros 3 meses de vida. Para seguir con consultas a los seis meses, a los dos años y a los cinco años. A partir de aquí continuar una vez al año hasta que el niño cumpla los diez. Es importante saber que algunas afecciones detectadas a tiempo se pueden controlar, disminuir o incluso revertirse.

Antes del primer año

Durante el primer mes de vida es normal que los ojos del bebé no estén alineados completamente. Si después de los 3 meses se notan algunas irregularidades es necesario acudir con un profesional de la salud visual. Estas irregularidades pueden ser que cada ojo se dirige a un lado distinto y que no es capaz de fijar la vista.

Ya a los 4 meses, el bebé puede seguir o rastrear objetos con su mirada en todas direcciones. Su campo visual va mejorando al comenzar a gatear. Ya que van adquiriendo la capacidad de medir el espacio y la profundidad. Pero si notas que llora, se toca la cabeza constantemente y se acerca demasiado a los objetos para verlos, es importante llevarlo a una revisión.

Edad escolar

Problemas Visuales en Niños

Entre  los 4 y 5 años los niños ya desarrollan procesos cognitivos pero se les complica explicar cómo se sienten. La mayoría de los niños en estas edades no saben cómo expresar si presentan algún síntoma de problemas en su visión.  Pero tú puedes observar algunas señales de alarma de que algo no está bien con la salud visual de tú hijo.

SIGNOS DE PROBLEMAS VISUALES EN NIÑOS

  • 1.- No poder enfocar: Cuando no puede enfocar ambos ojos en el mismo punto.

  • 2.- Hacer bizcos: Es el síntoma clásico de miopía, cuando no se ve bien de lejos, o de hipermetropía, cuando no se ve bien de cerca.

  • 3.- Cerrar un ojo o inclinar la cabeza para ver mejor: Cuando cierra un ojo para ver mejor, puede ser un problema como astigmatismo. Al inclinar la cabeza puede indicar que observa mejor con un ojo que con el otro e intenta alinear la visión.

  • 4.- Presentar problemas en los ojos: Algunos problemas pueden ser cambios de color en la pupila a blanco o gris, o enrojecimiento por varios días. Así como la presencia de lagañas excesivas, pus o costras y los ojos acuosos. El revoloteo rápido en los ojos o los parpados caídos también pueden indicar alguna afección visual.

  • 5.- Presentar sensibilidad a la luz, aún a diferentes horas del día.

  • 6.- Sentarse muy cerca de la televisión o acercar objetos y libros: Puede indicar un problema para ver de lejos, miopía.

  • 7.- Tener problemas para leer bien: Si al leer se salta líneas o no puede seguir una lectura de corrido, puede tener un problema muscular en los ojos o tener astigmatismo.

  • 8.- Frotarse los ojos: Si siente picazón y malestar constante en los ojos, puede tratarse de cansancio de la vista. Al igual que el parpadeo de forma excesiva es un reflejo para aclarar la visión.

  • 9.- Tener una mala coordinación entre sus manos y ojos.

  • 10.- Quejarse de dolor de cabeza frecuentemente: Si el dolor se presenta en la parte frontal de la cabeza o en la zona de las cejas, puede tratarse de hipermetropía. Puede estar intentando mejorar su visión borrosa pero el esfuerzo le provoca el dolor.

Tratamientos

Problemas Visuales en Niños

Existen varias pruebas especiales para detectar alteraciones visuales en los niños, aún cuando no sepan leer. Ya dependiendo de la condición se le dará el tratamiento para corregirla, pero la mayoría son muy sencillos. Estos deben explicarse claramente al niño, de acuerdo a su edad para que no le den miedo.

En el comienzo en la educación primaria se debe evaluar la agudeza visual para descartar problemas. Ya que un problema de visión puede tener como consecuencia bajo rendimiento escolar, problemas de autoestima y frustración.

Recuerda que un diagnóstico temprano lleva a mejorar la visión. Además de las visitas de rutina se debe fomentar en los pequeños el cuidado de su vista. Aconsejándoles tener la luz adecuada al hacer tareas o leer, y a no excederse en el tiempo de uso de la computadora. También a tomar descansos al utilizar dispositivos y parpadear para lubricar los ojos. Por último tener una buena higiene en las manos para evitar infecciones oculares.

2017-10-09T10:59:59-05:00